Powered by Max Banner Ads 

MARTA CERVERA / Barcelona


David Campos, en su estudio, con los bailarines que ya no podrán bailar más con la compañía.

David Campos, en su estudio, con los bailarines que ya no podrán bailar más con la compañía. ALBERT BERTRAN

El coreógrafo David Campos ha decidido cerrar su compañía de ballet creada hace 25 años. La última representación del Ballet de David Campos será el 17 de marzo en Terrassa. Ofrecerá su aplaudida y actualizada versión de ‘La bella durmiente’. Campos se ha hipotecado muchas veces para mantener a flote el proyecto pero ya no puede más. «La situación atual es imposible. No podemos planificar el año ¿con qué?», se pregunta Campos cansado de la indiferencia de las administraciones. «En enero y en diciembre estuvimos en Italia con nuestra versión de ‘Don Quijote’ y llenamos los teatros. Pero aterrizas aquí y no puedes hablar con nadie. Es decepcionante», dice el director de la compañía, que asegura llevar un año intentando conseguir una entrevista con Ferran Mascarell, máximo responsable de Cultura en Catalunya.

“El café para todos no sirve”

«De nada vale seguir si no se cambia la manera de gestionar la cultura. Lo del café para todos no sirve. Hay que ser más selectivos, valorar qué funciona y qué no», afirma Campos. Su discurso es conocido. Hace años que viene advirtiendo de lo difícil que es mantener una compañía de danza en un país sin convenios a largo plazo, donde «más que un artista, lo que has de ser es un experto en petición de subvenciones porque cada vez es más complicado», critica. Y éstas cada vez llegan más tarde y en cuantía reducida debido a los recortes. La subvención que recibieron en el 2012, que no está completamente abonada aún, fue de 140.000 euros.

«He invertido mucho en la compañía con una estructura laboral que mantiene a 11 bailarines en nómina», comenta el ex bailarín desde su escuela de danza situada en el Clot.«Catalunya es un país importador de danza. Las grandes compañías extranjeras que vienen al Liceu las pagamos con dinero público, dinero de todos. En teatro no ocurre lo mismo porque está la barrera del lenguaje. Pero la danza es un idioma universal», recuerda Campos creador atrevido que utilizaba las nuevas tecnologías en los decorados.

Se va pero cree haber demostrado que su modelo funciona: muy pocas compañías con su estructura logran mantenerse en activo 25 años. «Nuestras producciones giran y no han requerido un gran presupuesto pero si no le das una tierra fértil, si no la abonas, nunca podrás crecer», añade cansado de luchar.

La temporada pasada la compañía actuó en Bélgica y Filipinas. Las condiciones actuales no ayudan, reconoce en relación a la subida hasta el 21% del IVA cultural y a la ausencia de una ley de mecenazgo. «La compañía me debe un cuarto de millón de euros» confiesa consciente de que no los recuperará. «He sido su principal mecenas pero sin poder desgrabar nada. Al revés, encima he pagado impuestos».

En julio pasado se dio el gusto de contratar el Liceu para ofrecer su versión de ‘Giselle’ en la que ha sido la última actuación de la compañía en Barcelona.

Article source: http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/ballet-avid-campos-dice-adios-2326089

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Set your Twitter account name in your settings to use the TwitterBar Section.